nacho vidal, gay, hot

relatos

el sexo en el colegio, haciéndolo allí

8 Sep , 2020  

Cuando tuve el sexo en el colegio. El celador, un hombre joven, me hacia bromas referente al sexo y se apretaba el bulto. No sé si era solo conmigo.

Sí quería vérselo, solo era que lo pidiera. Así fue como una tarde me decidí a darle rienda suelta. El colegio quedaba solo en las tardes, él me esperaria

Abrió y cerro con candado para que nadie nos interumpiera el momento

Sigue, quitándose la correa; vamos al centro del patio. Recuerdo que al abrirme le vi un gran bulto, que estaba dispuesto a descubrir. De ahí no me iría sin hacerlo

Allí había otro hombre, más guapo , de barba en candado.

-Es mi hermano y la vamos a pasar

A lo que vinimos

También comenzó a quitarse la ropa, los dos desnudos, acercándose a mi, frotando sus cuerpos. Tocando sus sexo peludos y grandes.

Se los chupaba a los dos al tiempo, increíbles esas herramientas.

Dejamos la ropa en la mitad del patio del colegio y entramos al corredor del 2 piso. Allá me llevo su hermano, agarrándome del cabello.

En sus brazos seria feliz

Metió su cara en mi culo. La barba en su cumbamba me hacia sentir que estaba con un hombre. Me lo iba a meter, condón le dije

Para que, no eres vieja y no te dejo embarazada como hacemos mi hermano y yo con las viejas

Antes de que lo pensara me lo metía todo. Podía gritar, nadie me escucharía y les excitaba de paso.

Por todo el lado del colegio lo hicimos. Se turnaban para meterlo sin descanso. Sus cuerpos sudaban, gemían. En unas poses que ni se conocían en el kamasutra.

Sobretodo si estaban encima mio.

Fue tan bueno, esa cabeza gruesa entrando hasta meterlo todo; mostrando así su hombría en cada segundo transcurrido. No hubo lugar, escaleras, salones , etc.

Su hermano era violento y una metralleta andante. Trajeron un libro de la biblioteca de educación sexual. Lo abrieron donde aparecía un hombre con una verga muy grande

Ahora tienes uno adentro

el sexo en el colegio

Lo metía sin cansarse. Parecía estar a gusto, sus ojos se ponían en blanco y una gran corrida estallo dentro de mí, mucha leche acumulada. Ya entendía, lo de dejarlas embarazadas

Eso lo aprovecho el celador, quien la metió enseguida. La leche de su hermano servia de lubricante. Su hermano tirado en el piso, desnudo, agarrándose la verga

Viendo como su hermano acababa de comer.

Celular

Al final, cuando culmino la faena, me entere que su hermano le llamaban al celular para decirle, que ya era papá, había acabado de nacer su hijo.

Él se vistió lo más rápido que pudo, ya había terminado lo que vino hacer. Creo que se puso la camisa al revés y se fue.

No encontró sus calzoncillos, me los había guardado en mi morral de recuerdo

Quede de verme con mi mamá en un centro comercial, ya iba tarde. Mi culo estaba lleno de semen, me sentía todo mojado y con gusto al saber a quien pertenecía

Estudiante prestando servicios al profesor


Deja una respuesta

quieres esto